Santiago Manuin por siempre

Coronavirus I

Panorama 

Publicado: 2020-04-08


Una semana después de iniciada la cuarentena, el 22 de marzo, se registraban 363 infectados en el Perú, 55 más que el día anterior, lo que supuso un incremento del 20%. Este domingo aumentó 30%, hoy, un terrible 46%. Sin embargo, también han habido días relativamente positivos, como el 2 de abril o el 28 de marzo, donde solo se registró un aumento del 5%.

En promedio, desde una semana después de empezada la cuarentena, cada día crecen aprox un 15% los infectados en el Perú. Si seguimos con este ritmo, en dos semanas habrán 25290 positivos. Y en un mes, 158975.

¿Puede disminuir el porcentaje para evitar el colapso del sistema sanitario, las muertes y las lesiones graves? Sí, y se espera que las medidas del Ejecutivo "martillen" esa curva. Pero dudo que sea suficiente. ¿De qué otra forma nos articulamos como sociedad para ser productiva a la solución, más allá de la pasividad del confinamiento?

Esta es una carrera de largo aliento, no son 100 metros planos, y aquí nos topamos con un dilema. ¿Nos resistimos encerrados a la crisis pandémica durante meses, mientras las economías empresariales y familiares mueren léntamente?¿O aceleramos la crisis, con los muertos y heridos que eso conlleva, pero cuidando las economías familiares y salvado otras vidas? Reflexione: La bancarrota de las familias también enferma, y mata.

Países como Brasil, Usa o Chile parecen haber elegido en parte sacrificar gente para salir rápido y, quizá, salvar a los del futuro. Otros estados, como Italia, India o Argentina prefieren gastar, detienen labores y protegen a sus pobladores con el confinamiento; para la recesión que se avecina prometen ayudas económicas. Pregunto: Para entonces ¿Habrá justicia en el apoyo?¿O mucha gente caerá en la malnutrición, o el hambre?

En el Perú hemos adoptado la segunda opción, y creémos que es lo mejor, seguiremos. Pero más allá de la estrategia elegida, hay cuestiones de base que nos diferencian de países más desarrollados. La capacidad de sus hospitales, el orden de su sociedad, la tecnología, el manejo de información, entre otros. Nuestra capacidad es menor a la suya: La crisis pandémica no ha llegado a su pico en la Tierra, aún falta que se despliegue en el tercer mundo.

El Perú está por entrar a la fase crítica. Coma sano, piense sano. Prepárese: El sistema de salud no dará abasto. Igual que durante la peste negra o la gripe española, solo sobrevive quien ha aprendido a estar ecuánime, a cuidarse, a fortalecerse. El Estado, además, tiene una tarea titánica, tanto en el próximo mes de pico, como en el largo plazo, para evitar el doloroso empobrecimiento de la población.

En ambos casos el Estado va a necesitar de nuestra articulación, es hora de demostrar de qué estamos hechos.


Escrito por


Publicado en

...